Las galletas más ricas del mundo


Hola a todxs!

El otro día probé a hacer unas galletas de 4 chocolates. Tengo que decir que el resultado fue increíble, las mejores galletas que he probado.

Tras compartir una foto en mi Instagram (@photogralia) varias personas me preguntaron por la receta así que he decidido compartirla por aquí para que todxs vosotrxs podáis disfrutar de esta delicia.

Los ingredientes que vais a necesitar son los siguientes:

Una vez tengas preparados todos los ingredientes…¡manos a la obra!

Preparación:

Primero batimos la mantequilla junto con el azúcar glas.

En segundo lugar añadimos el huevo y seguimos batiendo.

En tercer lugar añadimos el cacao y la harina y continuamos batiendo hasta conseguir integrar todos los ingredientes.

En cuarto lugar añadimos la leche y acabamos de batir.

En quinto lugar añadimos los chocolates troceados y los integramos a la masa.

En sexto lugar le damos forma a las galletas (recomiendo hacerlas del tamaño de la palma de la mano) y nos aseguramos que cada una tiene varios trozos de chocolate.

En séptimo lugar ponemos nuestras galletas sobre la bandeja del horno. Es recomendable poner papel de cocina para evitar que se peguen.

En octavo lugar, las metemos al horno durante 11 minutos. No te preocupes si crees que están poco hechas, esa es la clave. Te aseguro que van a estar deliciosas.

En noveno y último lugar, las sacamos del horno y las dejamos reposar 40 minutos. Cuesta un poco esperar tanto tiempo pero merecerá la pena.

Y ya estaría, ahora… ¡a disfrutar!

Eso sí… estas galletas son una bomba calórica así que no comas más de una al día y tampoco te olvides de hacer un poco de ejercicio. Para comerlas otro día no olvides meterlas 3 minutos en el horno a 200°C para disfrutar de todo el sabor de la galleta con su delicioso chocolate derretido por dentro.

Espero que os haya gustado la receta de hoy y que todxs os animéis a hacerla. Ya me contaréis.

¡Hasta la próxima!

Brownie solidario de OREO


Anuncios

Desde la ONG Educo nos hacen saber que la crisis sanitaria causada por el COVID-19 se ha convertido ya en una crisis económica. Miles de familias se quedan sin ingresos incluso aquellas que con ingresos ya tenían dificultades para enfrentarse a todos sus gastos. Ellos están adaptándose a esta nueva situación y piden ayuda para poder llevar las becas comedor directamente a las familias que más lo necesitan para que puedan alimentar a sus hijos.

OREO se suma a la causa y de la mano de María Pombo han creado un reto, que tiene como objetivo conseguir 10.000 menús (compuestos por desayuno, comida y cena) para niños en riesgo de pobreza o exclusión social.

Este reto consiste en replicar la receta de Oreo con alma que María Pombo y OREO han compartido en su Instagram. Por cada persona que suba una fotografía a instagram (o a instastories) de su Brownie mencionando a @oreo_es, ellos donarán 10 becas comedor para niños en exclusión social o riesgo de pobreza junto con la ONG Educo.

Yo ya he hecho el mío y os aseguro que es una receta muy fácil de hacer y hacerla solo lleva 10 min prepararla y 25 min en el horno. En vez de hacer ese bizcocho que estabas pensando, anímate a hacer la receta de Oreo con alma y además de disfrutar de un Brownie delicioso estarás ayudando a que 10 niños y niñas con riesgo de pobreza disfruten de una dieta sana y equilibrada por un año entero.

Anuncios

Como ya os dije antes, yo ya he hecho el mío así que a continuación os enseño mi resultado, que ya publiqué el Domingo en mi Instagram (@photogralia). Para el toque final yo añadí mini oreos por encima y chocolate con leche derretido por encima antes de devorarlo y estaba de rechupete 🤤.

¡Espero ver pronto los vuestros!

Anuncios
Anuncios

Fotografiando por primera vez auroras boreales


Hola a todxs!!! !

Tras la situación actual que estamos sufriendo actualmente todos debido al COVID-19, hoy os traigo un nuevo post para animaros y entreteneros un poco.

En mi viaje a Rovaniemi (podéis conocer mi experiencia haciendo click aquí) cada noche cogíamos el coche e íbamos en búsqueda auroras boreales. Las dos primeras noches con el cielo muy nublado y sin éxito alguno. El tercer día, cuando fuimos a la Ciudad de Papa Noel tuvimos la gran idea de preguntarle a Mr. Claus el mejor lugar para observar este maravilloso fenómeno natural. Allí, Santa nos recomendó dos lagos: el Lago Norvajärvi y el Viiksjärvi. Ambos lagos se encuentran a 13km del centro de la ciudad aproximadamente (a 15 minutos en coche) pero tienen la ventaja de que no hay contaminación lumínica y de que nunca hay mucha gente.

Esa misma noche, tuvimos la gran suerte de que el cielo estaba completamente despejado y decidimos emprender nuestro viaje hacia el Lago Norvajärvi. Escogimos este lago porque en el Google Maps observamos que tenía aparcamiento y fue la mejor decisión, sin duda, el mejor lugar para observar las auroras boreales relativamente cerca de la ciudad. Si viajas en invierno, el lago estará completamente congelado y podrás caminar sobre el para obtener una mejor vista, cuanto más lejos puedas caminar, mejor.

Tras una larga espera a temperaturas por debajo de -20ºC comenzamos a ver una especie de bruma en el cielo que cada vez se volvía más grande y luminosa. Rápidamente cogí mi trípode de 10 cm y lo coloqué haciendo equilibrios sobre la nieve y empecé a sacar fotos haciendo equilibrios con el trípode y la cámara. No lo voy a negar, fue complicado; las patas del trípode se caían cada dos por tres, la superficie era muy inestable y debido al frío, además de congelarme yo misma, la cámara comenzó a fallar y el móvil a apagarse continuamente. Con todo, estoy muy contenta con mis resultados para ser mi primera vez.

✔️📝 Recomendaciones personales para tomar las fotografías:

Velocidad de obturación: 30 segundos

Abertura: 3.5 (o el más pequeño que te permita tu cámara)

ISO: 600

Enfoque: Si tu objetivo tiene enfoque al infinito, perfecto, lo tienes fácil. En el caso de que te pase como a mi y no tengas esa suerte necesitas tiempo y paciencia. Tienes dos opciones:

  • Si eres precavido, ir al lugar donde vas a tomar la fotografía cuando es de día y fijar el enfoque de tu cámara (con cinta o celo) al punto más lejano posible.
  • Si necesitas enfocar tu cámara cuando ya es de noche selecciona el enfoque manual de tu cámara e intenta enfocar lo mejor posible a cualquier punto que encuentres (enfocar a la luna es una buena opción). Una vez encuentres el enfoque lo más aproximado posible asegúrate de fijarlo bien (con cinta o celo) (si no lo haces se te desenfocará cada dos por tres, como me pasó a mi).

Disparo remoto: Lo más cómodo es descargar la aplicación para el móvil de Canon (Camaraconnect). Sin embargo, recomiendo llevar otro disparador remoto por si vuestro móvil no es capaz de resistir esas temperaturas.

Trípode: Recomiendo un buen trípode, no como el mío 🙂 El trípode que utilicé yo (imágenes a la derecha) muy muy cómodo para llevar de viaje pero definitivamente no para sacar fotos como estas con una cámara réflex.

Ropa: Pantalones de nieve, botas y un buen chaquetón. Por dentro te recomiendo llevar muchas capas finitas de ropa, vestidito como una cebolla.

Filtros: NO utilices ningún tipo de filtro. Para mis fotografías dejé en mi cámara el filtro de protección para la lente y por culpa de esto en el centro de todas mis fotografías aparecen varios círculos. Por lo tanto, para que te pase lo mismo que a mi no le pongas ningún filtro a tu cámara. Aprendí esto gracias a la ayuda de Elio Frongia (os recomiendo pasar por su blog, tiene unas fotografías impresionantes – haz click aquí para verlo -.

Mis resultados:

A pesar de que estoy muy feliz de haber conseguido mi sueño de conseguir una gran foto de las auroras boreales me gustaría que tú, si estás leyendo esto, me des cualquier truco o consejo para poder mejorar y poder obtener mejores resultados la próxima vez.

¡¡¡Y esto es todo por hoy!!! Espero que os hayan gustado las fotos y que os animéis a compartir conmigo vuestra opinión.

¡¡Un abrazo!! Hasta la próxima

Para ver más sobre auroras boreales:

Visitando Rovaniemi, la capital de Laponia.


Hola a todos!! 👋🏼

La semana pasada se celebró aquí en Finlandia la “Sportlovet”, literalemente traducido al español como “Pausa de deportes”. Durante estos días, también conocidos como “Vacaciones de invierno” todos los colegios de primaria y secundaria cierran y la gente suele aprovechar para hacer deportes de invierno como esquí o snowboard en familia.

Como ya dije en el último post, actualmente estoy haciendo prácticas en un colegio aquí en Finlandia. De esta forma, al igual que los niños y el personal del centro tuve la suerte de poder disfrutar de estos días. Por este motivo, además de avanzar un poco con el TFG, aproveché para pasar tiempo con mis amigas y para irme de viaje unos días a Rovaniemi.

Nuestra ruta en coche

Para ir a Rovaniemi decidimos ir en coche para así tener la oportunidad de hacer las paradas que necesitásemos durante el viaje y de movernos por la ciudad de destino libremente. Llegar allá nos llevó al rededor de 7 horas y a pesar de que las carreteras no eran las mejores y estaban llenas de hielo y nieve, solo por ver los maravillosos paisajes en el camino mereció la pena.

Nada más llegar a allá fuimos a nuestro Airbnb (podéis hacer click aquí para verlo). Un maravilloso apartamento de 62 metros cuadrados en el centro de la ciudad. Como recibimiento la dueña, Katja, nos había dejado un par de bombones riquísimos (al menos a mi me sentaron cual manjar de dioses). El piso era precioso, muy bien amueblado y equipado además de tener también aparcamiento privado. Recomiendo este apartamento al 100% para ir en pareja o incluso con amigos o familia, caben hasta 5 adultos y también tiene camas extra para niños.

El primer día, por la mañana al despertarnos fuimos al supermercado (a dos pasos del apartamento) a comprar desayuno para los cuatro días. Asimismo, aproveché para ir a sacar unas fotos en los alrededores.

Después de desayunar, cogimos nuestro material de esquí y snowboard y nos dirigimos al Ski Resort más cercano: Ounasvaara 🎿⛷🏂Pasamos el día en el Resort, de arriba abajo de la montaña. Como principiantes que somos, nos pasamos el día aprendiendo trucos y movimientos nuevos y rodando de vez en cuando por la nieve montaña abajo. Hicimos una pausa al rededor de la 1 para comer en el restaurante del Resort donde la comida estaba muy rica.

El segundo día nos lo tomamos un poco más de descanso para recuperarnos de las agujetas del día anterior. Después de desayunar nos preparamos y nos dirigimos hacia Santa Claus Village donde tuvimos una pequeña charla con Papá Noel, cruzamos el Círculo Polar Ártico, comimos muy rico, paseamos mucho y sacamos un número incontable de fotos.

Después de visitar la ciudad de Papá Noel fuimos a patinar sobre hielo. En Rovaniemi hay varios lugares donde puedes patinar sobre hielo de forma gratuita. En la imagen de la derecha marco las 3 pistas de patinaje sobre hielo naturales más grandes de la ciudad.

Las direcciones a las pistas de hielo son las siguientes:

Nosotros decidimos ir a la segunda (Korkalovaara Ball Field) que cuenta con una pista enorme de patinaje sobre hielo y otra pista explisiva para Hockey sobre hielo.

En el caso de que no tengas patines sobre hielo y viajas a Rovaniemi en un período diferente a 20/12-31/01 no encontrarás ningún sitio físico para alquilar patines. Para poder patinar debes acercarte a una oficina de turismo y preguntar por un número de teléfono para que te los lleven a donde tú quieras (el precio es 10 euros/día).

El tercer día (y último) decidimos pasarlo otra vez en el Ski Resort. Aprovechando que llevamos nuestro propio material para esquiar y nos gustó mucho la primera vez decidimos repetir. Ésta vez un poco más atrevidos (aunque en pánico) probamos varias pistas diferentes. Por la noche tuvimos la oportunidad de ver unas auroras boreales impresionantes, pero eso os lo cuento el próximo día.

Anuncios

Y hasta aquí todo por hoy, os dejo a continuación mis algunas de mis fotos preferidas del viaje.

Hasta la próxima!

Para saber más sobre Rovaniemi os recomiendo visitar: