Cuarentena


¡Hola! ¿Cómo va todo?

Oficialmente he acabado mi cuarentena. Ya han pasado más de 15 días desde que llegué de Finlandia y doy por completada mi etapa de encierre por prevención. Ahora poco a poco voy a empezar a salir, a ver a mis amigas (las 3 más cercanas) y a mi familia (la que está en mi provincia, claro), pero sin abusar y con mucho cuidado.

Tengo que decir que estos 15 días no han sido tan duros como esperaba. Me he pasado los días desayunando en la terraza oyendo a los pájaros cantar, escuchando música, haciendo pulseritas de hilos, descansando, haciendo un poco de deporte y ayudando con el jardín a mis padres. Juntos hemos arreglado un poco el jardín en general y hemos hecho un huerto de plantas aromáticas. Hemos plantado Romero, Lavanda, Santolina, Albahaca (de hoja pequeña y de hoja grande), tomillo (de dos tipos), Helichysum Curry, Cebollino y Manzanilla. Además de todas estas plantas aromáticas también hemos también hemos plantado unos tomates y aprovechando que tenemos el jardín lleno de fresas por todos los lados, hemos decidido centralizarlas en cuatro maceteros. Estos días mi padre también ha creado trampas para avispas asiáticas reutilizando botellas de plástico (dentro zumo de melocotón + cerveza negra).

Finalmente decir que con todo esto del cambio de fase y por lo que veo de otros países me da la sensación que con la mejora (relativa) de esta situación nos olvidamos muy fácil de que estamos viviendo una pandemia mundial y de que ya han muerto solo en España 26834 personas en un par de meses. Cada vez tenemos un poquito más de libertad pero para que salgamos de este agujero negro lo antes posible y con el menor número de daños posible… necesitamos que todos usemos la cabeza. Y a ti, que estás leyendo esto, te mando todas mis fuerzas y un abrazo virtual muy grande.

Dejo a continuación unas de las fotos tomadas en esta cuarentena. Hasta la semana que viene, disfrutad de la fase 2 (con sentidiño).

Anuncios
Anuncios

Diciendo adiós…


Diario de viaje: vuelta a España desde Finlandia en tiempos de COVID-19

Seis de mayo de dos mil veinte.

07:30 Por fin me voy a levantar de la cama. Después de haber estado 15 minutos vagueando en la cama toca levantarme. Hago los bocadillos para el viaje y me preparo para salir a los recados del día. Voy a ir al colegio a imprimir mi boarding pass y a despedirme de los que tanto me han cuidado durante estos meses. Después toca ir al supermercado a comprar reservas de comida y unos últimos detalles. Finalmente vuelvo a Lärkan, mi hogar en Finlandia, donde me despido de algunas de las personas que me han acompañado durante mi estancia y también de mi compi de piso, María, a la que quiero con locura y ha sido como una hermana para mi en este tiempo. No fue fácil, pero estoy segura que pronto volveré a ver a los que más quiero.

17:30 Tras una mañana de locos corriendo de un lado para otro y también de muchas despedidas y lágrimas, ya estoy en el tren. Bueno, llevo ya más de una hora aquí sentada respondiendo a llamadas y mensajes. Estoy muy acostumbrada a viajar pero nunca he estado tan nerviosa como ahora. Ver a la gente tan distante, todas las precauciones que hay que tener, las mascarillas, los cientos de normas y todo el mundo recordándotelo cada minuto es algo que impone y me causa bastante ansiedad. Pero bueno, aquí estamos, voy a seguir bebiendo este smoothie tan rico y a comer mis galletas para que se me haga más ameno.
20:10 Se está acabando mi viaje en tren… a y 35 llego a Helsinki. No se muy bien que pasará al llegar, no hay ningún transporte público que vaya a la estación y el taxi desde Helsinki al aeropuerto cuesta un riñón ya que está en otra ciudad (Vantaa). Como me dijo mi tutor del cole, tengo que ir a una estación que se llama Aviápolis y después coger un taxi hasta el aeropuerto.
21:32 Ya estoy en el taxi de Aviápolis camino al aeropuerto. Todo ha ido perfectamente al salir del tren había un taxi esperando en la puerta y lo cogí directamente. Eso si, tengo un frío…

21:38 Llegué al aeropuerto. Al entrar me asusté, sabía que esto iba a estar vacío, pero tanto, no. No había nadie, absolutamente nadie, ni guardias ni nada. Con mi maleta y mis mochilas empecé a caminar en busca de un enchufe ya que mi móvil estaba muriéndose. De la nada apareció un señor muy majo, trabajador del aeropuerto al que le pregunté qué tenia que hacer y bueno la verdad no me ayudo bastante solo me dijo: “tienes que esperar a que venga alguien”; Eso hice.

22:00 Acaba de aparecer otra vez el señor de antes. Creo que le dí demasiada pena que se acercó a mi y me enseñó un rincón en el que me dijo que me podía quedar. Un rincón de lujo con silla y enchufe, no me quejo, parece un buen lugar para pasar las 10 horas que tengo por delante.

01:00 Bueno, he hablado con mi padre y con mi madre y estado desde las 23 hablando con mi amiga Celia y la verdad me ha ayudado a amenizar la espera pero bueno, lo malo es que aún falta mucho. Lo malo de este sitio es que el enchufe está lejos del banco, lo que no me permite seguir hablando con mis amigas ya que otra vez, mi móvil está muriendo. Así que bueno, voy a enchufar el móvil y me voy a poner a ver en el iPad “Bonus Familjen” a ver si se me queda algo de sueco.

01:50 Voy a levantarme a estirar las piernas. Aquí sigue sin haber ni un alma, así que voy a ir hasta las máquinas estas para imprimir el boarding pass. También de paso, imprimo la etiqueta para la maleta. Y nada, después a descansar otro rato más hasta que aparezca alguien y pueda facturar la maleta.

02:30 Me estoy congelando aquí parada y me pregunto, ¿en serio es necesario tener el aire acondicionado puesto? ¿Por qué los aeropuertos nunca apagan el aire acondicionado? Y a ver si esto fuese el aeropuerto de Madrid-Barajas un día de verano a 45 lo entendería, pero en Finlandia… con temperaturas casi bajo cero… no lo entiendo. Antes de que acabe como un cubito de hielo voy a levantarme e ir a dar un paseo por el aeropuerto. Las cosas las dejo solas… espero que no haya nadie con intención de quitarme alguna de mis pertenencias escondido y que el señor ese que aparece de pascua en flores sea de confianza y que mis cosas sigan ahí cuando vuelva.

3:05 De vuelta a mi cripta. Mis cosas intactas. Bastante triste, todo “cerrado temporalmente”, ni un sitio abierto para tomarme un café o algo calentito. Ahora voy a comerme un bocata y unas galletas y a continuar viendo mi serie.

03:35 Por fin pude facturar la maleta. Ilusionada me pongo a preparar para pasar el control de seguridad separando líquidos y electrónica, desinfectante, mascarilla… y al dirigirme hacia el control… me doy cuenta de que sigue cerrado, los trabajadores que habían aparecido desaparecieron de nuevo así que tras esta falsa alarma me toca volver a mi rincón.

04:40 Lo conseguí. Ya estoy dentro. Tuve la gran suerte de que a mi equipaje de mano le tocase el control de explosivos. De 10 personas que somos aquí, me tuvo que tocar a mi. Pero bueno, fue bastante rápido (y yo prisa tenía poca) y después de pocos minutos me devolvieron todo. Ahora ya estoy en la puerta de embargue donde he vuelto a extender mi mantita y me voy a tumbar hasta que sea la hora de embarcar.

6:00 Me acaba de llamar Sebbe. Tengo la suerte (y él la mala suerte) de que se tenga que levantar a estas horas para ir a trabajar. Así que hasta las 7 que empieza a trabajar tendré entretenimiento.

07:15 Acabo de embarcar. Me ha hecho gracia, coloqué mis mochilas en el compartimento de arriba y de repente dicen por el altavoz: “Boarding completed”. ¿Completo? ¿Que es esto, un vuelo privado? Hay el mismo número de pasajeros que de personal (sin exagerar).

07:30 Toca despegar. Mi padre me tranquiliza comentándome que no le han parado y que ya está cerca del aeropuerto de Alicante y que va a intentar dormir. Así que vamos allá, nos vemos pronto Alicante.

Anuncios

10:33 (de España) lo que serían las 11:33 en Finlandia, acabo de aterrizar. Se portaron de 19 con nosotros en el vuelo, nos dieron agua y un bocata y solo íbamos 1 por fila de asientos. Ahora toca coger la maleta y corriendo a ver mi papá.

11:08 Ya vi a mi papa, ¡qué felicidad!, llegué a pensar que que este momento nunca llegaría. Hicimos un proceso de desintoxicación. Me cambié toda la ropa y me llené de desinfectante. Me comí un plátano y ahora ya estamos los dos en el coche listos para empezar la vuelta a casa.

13:17 Llevamos dos horas de viaje y todo bien. Mi padre va de piloto y yo voy en el asiento de atrás a la derecha de forma que vamos en diagonal, cumpliendo con las normas. En el trayecto nos estamos encontrando un montón de camiones y también un montón de turismos.

18:10 Han pasado ya muchas horas de las cuales he dormido un par. Ahora hemos decidido parar en una gasolinera. Vamos a tomar unos bocatas, comprar aguas frías ir al baño y estirar las piernas. Una vez de vuelta en el coche toca echar unas partiditas de Parchís con mis amigas.

22:30 Ya hemos llegado a casa. Que alegría ver a mi mamá, mi casa, mi habitación… qué felicidad. Ahora tocará hacer cuarentena durante 15 días y esperemos que gracias a todo el cuidado que tuve y a todas las precauciones que tomé que no tenga COVID-19.

FIN

Las fotos que comparto hoy son algunas fotos de mis últimos días en Vaasa, espero que os gusten.

Anuncios

¡Hasta la próxima!

Anuncios
Anuncios

Las galletas más ricas del mundo


Hola a todxs!

El otro día probé a hacer unas galletas de 4 chocolates. Tengo que decir que el resultado fue increíble, las mejores galletas que he probado.

Tras compartir una foto en mi Instagram (@photogralia) varias personas me preguntaron por la receta así que he decidido compartirla por aquí para que todxs vosotrxs podáis disfrutar de esta delicia.

Los ingredientes que vais a necesitar son los siguientes:

Una vez tengas preparados todos los ingredientes…¡manos a la obra!

Preparación:

Primero batimos la mantequilla junto con el azúcar glas.

En segundo lugar añadimos el huevo y seguimos batiendo.

En tercer lugar añadimos el cacao y la harina y continuamos batiendo hasta conseguir integrar todos los ingredientes.

En cuarto lugar añadimos la leche y acabamos de batir.

En quinto lugar añadimos los chocolates troceados y los integramos a la masa.

En sexto lugar le damos forma a las galletas (recomiendo hacerlas del tamaño de la palma de la mano) y nos aseguramos que cada una tiene varios trozos de chocolate.

En séptimo lugar ponemos nuestras galletas sobre la bandeja del horno. Es recomendable poner papel de cocina para evitar que se peguen.

En octavo lugar, las metemos al horno durante 11 minutos. No te preocupes si crees que están poco hechas, esa es la clave. Te aseguro que van a estar deliciosas.

En noveno y último lugar, las sacamos del horno y las dejamos reposar 40 minutos. Cuesta un poco esperar tanto tiempo pero merecerá la pena.

Y ya estaría, ahora… ¡a disfrutar!

Eso sí… estas galletas son una bomba calórica así que no comas más de una al día y tampoco te olvides de hacer un poco de ejercicio. Para comerlas otro día no olvides meterlas 3 minutos en el horno a 200°C para disfrutar de todo el sabor de la galleta con su delicioso chocolate derretido por dentro.

Espero que os haya gustado la receta de hoy y que todxs os animéis a hacerla. Ya me contaréis.

¡Hasta la próxima!

Brownie solidario de OREO


Anuncios

Desde la ONG Educo nos hacen saber que la crisis sanitaria causada por el COVID-19 se ha convertido ya en una crisis económica. Miles de familias se quedan sin ingresos incluso aquellas que con ingresos ya tenían dificultades para enfrentarse a todos sus gastos. Ellos están adaptándose a esta nueva situación y piden ayuda para poder llevar las becas comedor directamente a las familias que más lo necesitan para que puedan alimentar a sus hijos.

OREO se suma a la causa y de la mano de María Pombo han creado un reto, que tiene como objetivo conseguir 10.000 menús (compuestos por desayuno, comida y cena) para niños en riesgo de pobreza o exclusión social.

Este reto consiste en replicar la receta de Oreo con alma que María Pombo y OREO han compartido en su Instagram. Por cada persona que suba una fotografía a instagram (o a instastories) de su Brownie mencionando a @oreo_es, ellos donarán 10 becas comedor para niños en exclusión social o riesgo de pobreza junto con la ONG Educo.

Yo ya he hecho el mío y os aseguro que es una receta muy fácil de hacer y hacerla solo lleva 10 min prepararla y 25 min en el horno. En vez de hacer ese bizcocho que estabas pensando, anímate a hacer la receta de Oreo con alma y además de disfrutar de un Brownie delicioso estarás ayudando a que 10 niños y niñas con riesgo de pobreza disfruten de una dieta sana y equilibrada por un año entero.

Anuncios

Como ya os dije antes, yo ya he hecho el mío así que a continuación os enseño mi resultado, que ya publiqué el Domingo en mi Instagram (@photogralia). Para el toque final yo añadí mini oreos por encima y chocolate con leche derretido por encima antes de devorarlo y estaba de rechupete 🤤.

¡Espero ver pronto los vuestros!

Anuncios
Anuncios

Visitando Rovaniemi, la capital de Laponia.


Hola a todos!! 👋🏼

La semana pasada se celebró aquí en Finlandia la “Sportlovet”, literalemente traducido al español como “Pausa de deportes”. Durante estos días, también conocidos como “Vacaciones de invierno” todos los colegios de primaria y secundaria cierran y la gente suele aprovechar para hacer deportes de invierno como esquí o snowboard en familia.

Como ya dije en el último post, actualmente estoy haciendo prácticas en un colegio aquí en Finlandia. De esta forma, al igual que los niños y el personal del centro tuve la suerte de poder disfrutar de estos días. Por este motivo, además de avanzar un poco con el TFG, aproveché para pasar tiempo con mis amigas y para irme de viaje unos días a Rovaniemi.

Nuestra ruta en coche

Para ir a Rovaniemi decidimos ir en coche para así tener la oportunidad de hacer las paradas que necesitásemos durante el viaje y de movernos por la ciudad de destino libremente. Llegar allá nos llevó al rededor de 7 horas y a pesar de que las carreteras no eran las mejores y estaban llenas de hielo y nieve, solo por ver los maravillosos paisajes en el camino mereció la pena.

Nada más llegar a allá fuimos a nuestro Airbnb (podéis hacer click aquí para verlo). Un maravilloso apartamento de 62 metros cuadrados en el centro de la ciudad. Como recibimiento la dueña, Katja, nos había dejado un par de bombones riquísimos (al menos a mi me sentaron cual manjar de dioses). El piso era precioso, muy bien amueblado y equipado además de tener también aparcamiento privado. Recomiendo este apartamento al 100% para ir en pareja o incluso con amigos o familia, caben hasta 5 adultos y también tiene camas extra para niños.

El primer día, por la mañana al despertarnos fuimos al supermercado (a dos pasos del apartamento) a comprar desayuno para los cuatro días. Asimismo, aproveché para ir a sacar unas fotos en los alrededores.

Después de desayunar, cogimos nuestro material de esquí y snowboard y nos dirigimos al Ski Resort más cercano: Ounasvaara 🎿⛷🏂Pasamos el día en el Resort, de arriba abajo de la montaña. Como principiantes que somos, nos pasamos el día aprendiendo trucos y movimientos nuevos y rodando de vez en cuando por la nieve montaña abajo. Hicimos una pausa al rededor de la 1 para comer en el restaurante del Resort donde la comida estaba muy rica.

El segundo día nos lo tomamos un poco más de descanso para recuperarnos de las agujetas del día anterior. Después de desayunar nos preparamos y nos dirigimos hacia Santa Claus Village donde tuvimos una pequeña charla con Papá Noel, cruzamos el Círculo Polar Ártico, comimos muy rico, paseamos mucho y sacamos un número incontable de fotos.

Después de visitar la ciudad de Papá Noel fuimos a patinar sobre hielo. En Rovaniemi hay varios lugares donde puedes patinar sobre hielo de forma gratuita. En la imagen de la derecha marco las 3 pistas de patinaje sobre hielo naturales más grandes de la ciudad.

Las direcciones a las pistas de hielo son las siguientes:

Nosotros decidimos ir a la segunda (Korkalovaara Ball Field) que cuenta con una pista enorme de patinaje sobre hielo y otra pista explisiva para Hockey sobre hielo.

En el caso de que no tengas patines sobre hielo y viajas a Rovaniemi en un período diferente a 20/12-31/01 no encontrarás ningún sitio físico para alquilar patines. Para poder patinar debes acercarte a una oficina de turismo y preguntar por un número de teléfono para que te los lleven a donde tú quieras (el precio es 10 euros/día).

El tercer día (y último) decidimos pasarlo otra vez en el Ski Resort. Aprovechando que llevamos nuestro propio material para esquiar y nos gustó mucho la primera vez decidimos repetir. Ésta vez un poco más atrevidos (aunque en pánico) probamos varias pistas diferentes. Por la noche tuvimos la oportunidad de ver unas auroras boreales impresionantes, pero eso os lo cuento el próximo día.

Anuncios

Y hasta aquí todo por hoy, os dejo a continuación mis algunas de mis fotos preferidas del viaje.

Hasta la próxima!

Para saber más sobre Rovaniemi os recomiendo visitar:

Prueba producto Saal Digital – cuadro de soporte rígido.


IMG_5326

Sigue leyendo “Prueba producto Saal Digital – cuadro de soporte rígido.”